Blogia
Resplandor Cristiano para tu vida

Difícil perdonar ?

Mateo 6:14 Porque si perdonareis á los hombres sus ofensas, os perdonará también á vosotros vuestro Padre celestial.

¡Que fácil es enojarse y que difícil perdonar!

El hombre en su orgullo y vanidad, se siente muy herido ante una ofensa, y por eso le cuesta perdonar. Hay rencores que duran años y que solo sirven para provocar dolor y daño a los demás.

Mas aquí en el conocido "Sermón del monte", el Señor nos habla del perdón irrestricto hacia los demás.

Pero aun mas , contrasta nuestra manera de perdonar, con la manera en que Dios perdona, y nos deja sin excusas.

Piensa por un momento todo lo que Dios te ha perdonado, y lo que te ha de perdonar aun, porque por nuestra naturaleza pecaminosa, no podemos evitar caer en algún pecado.
Y si Él te ha perdonado tanto y te ha tenido tanta paciencia, ¿no conviene pues que tu le imites?

Tal vez te preguntes: ¿Cuantas veces debo perdonar?
Veamos que dicen las escrituras al respecto:

Mateo 18:21-22 Entonces Pedro, llegándose á él, dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré á mi hermano que pecare contra mí? ¿hasta siete? Jesús le dice: No te digo hasta siete, mas aun hasta setenta veces siete.

He aquí la respuesta, siempre tiene que haber perdón, tal cual lo hace nuestro Dios con nosotros. Y cabe aclarar que no se trata de 490 veces, sino que le da esta cifra como para hacer que entendamos que siempre se debe perdonar, porque nadie cuenta las ofensas, ni lleva un inventario de las peleas.

En esto nos diferenciamos de Dios, ya que el en su omnisciencia, podría decirnos exáctamente cuantas ofensas, nos ha perdonado; y con derecho, teniendo en cuenta que las mismas le han costado el sacrificio de la Cruz.

La entrega de Cristo por nuestros pecados es el signo mas grande , la señal mas clara, la guía que nos muestra, como perdona Dios, y a que precio.

Por todo esto es conveniente, que podamos y sepamos perdonar, es el momento de olvidar viejos rencores y buscar la reconciliación, con familiares vecinos, amigos, cuanto mas con los hermanos en la Fe.

Porque esta es también una característica de los hijos de Dios.
Así que , si en tu corazón hay algún rencor, alguna ofensa no perdonada, has un examen de este hecho, y procura arreglarlo, ruega al Señor que te enseñe a perdonar. Para que los hombres vean que eres un hijo de Dios, del Dios de misericordia.

Mateo 9:13: Andad pues, y aprended qué cosa es: Misericordia quiero, y no sacrificio: porque no he venido á llamar justos, sino pecadores á arrepentimiento.

Mateo Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos alcanzarán misericordia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres